Declaración Pública

El Honorable Consejo General del Colegio Médico de Chile entrega su unánime y pleno respaldo al Consejo Regional Rancagua y a los médicos del Hospital Regional ante el conflicto generado por el Servicio de Salud local al interponer demandas infundadas en contra de colegas de ese recinto asistencial, haciendo responsables a los profesionales de las deficiencias y carencias propias del servicio público.

Más de 160 médicos del hospital regional firmaron sus renuncias y las presentarán en los próximos días si no se hace efectiva la salida del director de servicio de salud O’Higgins. Asimismo cuentan con la renuncia de todos los dentistas y el apoyo de la Fenats regional.

Ante estos graves hechos, el Consejo General ha instruido a los abogados de la institución que analicen la factibilidad de interponer acciones legales en contra de la referida autoridad local por su actuar negligente en el caso.

La situación de Rancagua no es más que un reflejo de las deficiencias estructurales y de gestión a lo largo del país; es por esto que el Colegio Médico exige a las autoridades que den seguridad en el trabajo médico en los hospitales y no permitirá que los facultativos deban pagar las consecuencias de este sistema en crisis.

Dado que dichas deficiencias se repiten a nivel nacional, se instruirá a todo lo consejos regionales para que realicen un catastro de las carencias que se aprecien en los recintos públicos con el objeto de representarlas a la autoridad de salud, dejando constancia expresa y escrita de las dificultades que enfrentar a diario los médicos para realizar su trabajo.

Consejo General Colegio Médico de Chile
21 de octubre 2016